Estudio Libro de

Habacuc profeta de Israel. Se dan dos significaciones para su nombre. Según algunos, viene del acadio y quiere decir “una hierba fragante”. Según otros, tiene en el hebreo el sentido de “uno que es abrazado”.

Lutero lo interpretó en esta última forma, diciendo: “Habacuc. tiene un nombre muy apropiado para su oficio. Porque Habacuc. significa uno que alienta, uno que toma a otro y lo acerca a su corazón y sus brazos, como quien mima a un pobre niño que llora, diciéndole que calle….” No se tienen datos de la vida de Habacuc., a no ser aquellos que salen de la evidencia interna de su profecía. El hecho de que se llame “profeta”, indica ya que tenía una posición de respeto dentro del pueblo. Al final del libro, aparece una inscripción que dice: “Al jefe de los cantores, sobre mis instrumentos de cuerdas…” (Habacuc. 3:19). Esto sugiere la posibilidad de que Habacuc. fuera un levita. Se han tejido muchas leyendas alrededor de la figura de Habacuc.

Algunos rabinos interpretaban su nombre relacionándolo con las pa-labras de Eliseo a la sunamita en 2 R. 4:16 (“El año que viene, por este tiempo, abrazarás un hijo”) y, por lo tanto, pensaban que Habacuc. era el niño de aquella mujer. Según “La vida de los profetas”, una obra judía de alrededor del siglo 1 d.C., Habacuc pertenecía a la tribu de Simeón. En esa obra se narra un suceso maravilloso según el cual el Señor arrebató a Habacuc por los pelos de su cabeza y lo llevó de Israel a Babilonia para darle comida a Daniel, que estaba en el foso de los leones. Este relato aparece, además, en la añadidura apócrifa al libro de Daniel conocida como la historia de “Bel y el Dragón”4. – Habacuc -.

Suscríbete a Nuestro Boletín !!

* Recibe Gratis un Gran Libro de Teología y Mucho Más, Descarga Inmediata *

No vendemos o intercambiamos tus datos puedes desuscribirte cuando lo desees