EL DIVORCIO EN LOS CRISTIANOS REALMENTE SE PUEDE ?

Para entender a la perfección este tema del divorcio debe ser escudriñado completo, y ayudarse de las citas que pongo como referencia. Era una practica común entre los pueblos paganos. Tambien entre los Israelitas, como puede en las abundates mensiones que se hacen en la ley mosaica sobre su existencia. Un sacerdote no podia casarse con ‘‘una mujer repudiada por su marido’’ (Lv.21:7,14). Se habla de una hija de sacerdote que hubiere sido repudiada (Lv.22:13). Un voto hecho por una repudiada era firme (Nm. 30:9). Un que hubiera dicho que no habia encontrado virgen a su esposa y se demostraba que no era cierta su afirmación, no podia luego repudiarla durante toda su vida ( Dt.22:13-21). De Igual manera, si el hombre ‘‘ se acostare’’ con ‘‘ una mujer joven virgen que no fuere desposada.. y fueren los dos descubiertos’’, tendría que casarse con ella y no la podría ‘‘despedir en todos sus dias’’ ( Dt.22:28-29).

Dentro de ese marco, en el caso que una mujer repudiada volviera a casarse y fuere repudiada de nuevo, la legislación mosaica prohibía que la misma regresara a su primer marido. El texto sobre el particular, que haya sido motivo de muchas discusiones, dice así: ‘‘ Cuando alguno tomare mujer y se casare con ella si no le agradare por haber hallado en ella alguna cosa indecente, le escribirá carta de divorcio, y se la entregará en su mano, y la despedirá de su casa. Y salida de su casa, podra casarse con otro hombre . Pero si la aborreciere este último, y le escribiere carta de divorcio., y se la entregare en su mano, y la depidiere de su casa; o si huniere muerto el postrer hombre que la tomó por mujer, no podrá su primer marido, que la despidió,volverla a tomar para que sea su mujer… ( Dt.24:1-4).

En los tiempos de Esdras y Nehemias muchos judios que regresaron del exilio repudiaron sus esposas para casarse con mujeres descendientes de los pueblos cananeos. Es probable que en este caso se refiriera el libro de Malaquias cuando dice: ‘‘No seaís desleales para con la mujer de vuestra juventud. Porque Jehova Dios de Israel ha dicho que El aborreceel repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido’’ ( Mal.2:15-16). Otra traducción dice: ‘‘Pues el que aborrece y repudia’-dice el señor, Dios de Israel -cubre su vestido de violencia’’ Es evidente el sentido negativo con el cual se contemplaba esas acciones de divorcio.

El énfasis en las situaciones de injusticia y tensión que aquellas creaban. En el caso de los tiempos de Esdras, los judios que se habian casado con extranjeras fueron obligados a divorciarse de ellas.

El divorcio:

En Israel debe ser visto, no como algo ideal y predictivo, sino como algo que se toleraba. La ley mosaica se limitó a procurar evitar abusos. La tolerancia se aprecia en que no hay ninguna pena civil no religiosa para las personas divorciadas, salvo el impedimento mencionado para los sacerdotes. De todos modos el tema del divorcio era candente entre los judíos en los dias del ministerio terrenal de Jesús. Rabínos de su epoca especialmente Shamai y Hillel, habia sido consultados al efecto y dieron sus opiniones sobre el pasaje de Dt.24:1-4. Shamai dijo: ‘‘ Un hombre no puede repudiar a su mujer, a menos que ella le sea infiel’’. Hillel enseño: ‘‘ Puede repudiarla simplemente por un manjar mal hecho o por un plato solicitado y no servido’’.

Muchos creen que el señor jesus se puso de parte de la escuela de Shammai, porque cuando le preguntaron  ‘‘ si era licito al marido repudiar mujer’’, el señor contesto diciendo que Moisés habia permitido el divorcio‘‘ por la dureza de vuestro corazón, pero al principio no fue así. Por lo tanto, ‘‘ lo que Dios juntó no lo separe el hombre’’ (Mr.10:2-9).

Como el tema siguió inquietando a los discipulos, que que volvieron a preguntarle, el Señor Jesus le reiteró sus palabras encontra del divorcio incluso ampliandolas. Es de notar que los discipulos exclamaron: ‘‘ Si es asi la condición del hombre con su mujer, no conviene casarse’’. Es decir que la posición de cristo fué extremadamente dura en comparación con la práctica del AT.

La expresión ‘‘salvo por causa de fornicación’’, constituye lo que regularmente se llama ‘‘la cláusura de excepción’’. Esta ha motivado gran discusión en la cristiandad, y se han escrito una infinidad de libros sobre el particular. En ellos se asumen básicamente dos posisiciones: Una entiende que el divorcio es permitido en caso de un acto sexual inmoral o infidelidad, y en otra que niega toda posibilidad de divorcio. Cualquiera que se la posición que se adopte recordase que en la ley de Moises la pena para el adulterio era la muerte, pero en el momento que el senor hablaba los judios no podian aplicar la pena capital, desicion que estaba reservada a las autorizades romanas (Jn.18:31). El caso de Esteban fue un tumulto, una acción de turbas. Una personas que fuera infiel a su conyugue no podia ser ejecutada como lo requería la ley judia. El senor enseño que, de todos modos, si se producia la infidelidad, el vinculo matrimonial no podia considerarse rotoy producirse el divorcio, pero no podía hacerlo ‘‘ por cualquier causa’’ sino sólo ‘‘ por causa de fornicación’’.

La vigencia de las leyes romanas fue tomada en cuenta por el señor al tratar este tema,como puede verse en Mr. 10-12, donde dice ‘‘ si la mujer repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio’’. Los estatutos mosaicos relativos al adulterio nunca supone que quien lo realiza sea la esposa. El que la mujer abandonara el hogar se consideraba una infidelidad (Jue.19-1-3; Jer. 3:20). Pero la ley romana si permitia a las mujeres divorciarse de sus maridos. De igual manera, en los contratos matrimoniales de los judios de Elefantina ( Siglo V a.C )  que se han encontrado, ambos conyugues podían pedir el divorcio se estima que fue una costumbre tomada de los egipcios, entre los cuales vivían.

Otro aspecto del divorcio que ha causado mucha discusión es el llamado ‘‘ privilegio paulino’’, según el cual pablo permitió el divorcio en el caso que un incrédulo abandonara a un cónyugue creyente ( 1 Co. 7:1-15). En esta porción se fortalece el concepto de indisolubilidad matrimonial cuando se dice: ‘‘ la mujer no se separe del marido’’… el marido no abandone a su mujer’’. Incluso cuando se añade que si llegara en caso que la mujer se separar, ésta debía quedarse sin casar. Pero a través de la historia de la Iglesia estos mismos pasajes han sido utilizados por unos y otros para apoyar  sus puntos de vista contradictorios. Tambien en este caso el NT es mucho más estricto que el AT, donde el divorcio siempre se entiende como una disolución total del vinculo matrimonial, por lo que ambos cónyugues quedan en libertad para contraer nuevas nupcias.

En la historia de la Iglesia se presentaron problemas desde muy temprano en cuanto a permitir que una persona divorciada volviera a casarse . El nuevo casamiento llegó incluso a prohibirse a las viudas. Esos casos eran mas abundantes que el de los divorciados. Esto ha cambiado mucho en tiempos modernos, pues ya no se discute el derecho  de los que pierden su cónyuguepor causa de muerte para casarse de nuevo,pero en muchos circulos cristianos se piensa todavia que no es correcto hace lo mismo con los divorciados.

Concluyendo el divorcio:

Siempre será permitido cuando existan evidencia o una de las partes confiese que ha adulterado o formicado. Hoy en dia las autoridades cristianas estan permitiendolo cuando hay una razón mayúscula como es: maltrato fisico a una mujer o al hombre, abuso familiar o sea incluye maltratos a los hijos, desordenes psicológicos o psiquiatricos, alcoholismo, drogadicción son solo algunos de los casos que podemos rapidamente mencionar. Pero el mayor de todos los casos de divorcio siempre será la incomprensión y la desobediencia a los principios biblicos, hoy en dia los matrimonios para perdurar tienen la obligación de ambas partes de mantenerse fiel a Dios y a su conyugue ya que de no ser así no permanecerá y terminará en divorcio.

Comparte este articulo !

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir